Coches sin conductor

23 de marzo 2014

Actualidad
Sara Soria

Sara Soria

Marcas

Los fabricantes avanzan en la conducción automatizada
La conducción autónoma podría llegar al mercado en 2020

Un coche que conduce solo mientras los pasajeros leen el correo electrónico, navegan por Internet o ven una película. No estamos pensando en 'el coche fantástico' de una famosa serie de televisión sino en una realidad que ya está funcionando. Varios fabricantes están probando la conducción autónoma en autopistas alemanas y de Estados Unidos y se prevé que llegue a la producción en serie en el año 2020. El objetivo final es una sociedad sin accidentes de tráfico. Pero aquí llega la pregunta que seguro que muchos conductores os haréis, ¿tendremos que renunciar al placer de conducción? ¿cuál será el papel del conductor?

La respuesta aún es una incógnita aunque ya algunas marcas están anunciando que el conductor mantendrá el control de su modelo automatizado. Lo que sí sabemos es que más de un millón de personas en el mundo mueren cada año por accidentes de tráfico. Es por eso que los fabricantes trabajan en desarrollar tecnologías que eviten colisiones. Algunas ya las conocemos e incluso están disponibles en muchos vehículos: sistema de reconocimiento de señales de tráfico con control de velocidad, asistente de mantenimiento de carril, detector de ángulo muerto, frenada automática de emergencia a baja o alta velocidad, asistente de maniobras de aparcamiento, y un largo etcétera. Los sistemas de asistencia a la conducción siguen avanzando y serán imprescindibles para que la conducción automática a 130 km/h se convierta en realidad. Aquí te contamos los últimos avances en seguridad en la conducción

Identificar en 3D el entorno del vehículo es clave para la conducción autónoma

La conducción autónoma, más allá de evitar accidentes, también reducirá el estrés y la fatiga en la conducción y permitirá a los automovilistas aprovechar entre 60 y 80 horas al año que se pierden en trayectos de ida y vuelta en grandes ciudades (según un estudio de TomTom). Los conductores podremos ir descansando, trabajando con nuestro ordenador, haciendo la compra por Internet, consultando información turística, etc. Con este objetivo Renault acaba de presentar  el Next Two, su prototipo de conducción autónoma para atascos hasta 30 km/h en vía rápida. 

A favor o en contra de la conducción autónoma

¿Estarías a favor de la conducción automatizada o estás entre los escépticos? Un 50% de los españoles opinan que la conducción será más segura como resultado de esta automatización y el 60% piensa que será la forma en la que conduciremos en el futuro. Sólo un 13% cree que no es posible desde un punto de vista técnico. Sobre todo preocupan los fallos tecnológicos y sus consecuencias y que el conductor pierda atención al tráfico. Son datos de una encuesta realizada por el proveedor de tecnologías Bosch sobre los sistemas de asistencia de conducción en España. A favor o no, el hecho es que para casi el 70% de los encuestados es importante que puedan continuar controlando el coche ellos mismos y que el sistema automático pueda ser desactivado en cualquier momento.

Para casi el 70% de los españoles es importante mantener el control del coche

Fuera de nuestras fronteras, la mayoría de conductores de todo el mundo consideran útil la conducción automatizada: el 79% de los chinos, el 77% de los japoneses, el 53% de los alemanes y el 50% de los estadounidenses opinan de este modo. Más de la mitad, incluso, estima que formará parte de nuestro día a día dentro de 10 o 15 años. Así lo revela un estudio sobre movilidad de Continental, uno de los principales proveedores de la industria del automóvil a escala mundial. A estos conductores les gustaría emplear la conducción automatizada especialmente para circular por tramos de obras, atascos y recorridos en autopistas, así como a la hora de estacionar su vehículo.

Y en este sentido avanzan los fabricantes de tecnologías como paso previo a la conducción sin conductor. Este mismo año Bosch fabricará en serie el asistente de atascos ‘Stop-and-go’ –activo entre 0 y 50 km/h-, capaz de frenar cuando es necesario hasta detener el coche, acelerar o conducir de forma totalmente automática manteniendo el coche dentro de su carril. Más adelante se irán ampliando las funciones para mayores velocidades y situaciones más complejas, como el cambio de carril. En el caso de Continental la automatización parcial para ayudar a los conductores en situaciones de atasco en autopista a bajas velocidades de hasta 30 km/h llegará en 2016.

Próximamente estará disponible el asistente de obras que guiará el coche por su carril en zonas de obras y calles muy estrechas y habrá que esperar a 2015 para que el conductor controle las maniobras de aparcamiento con su teléfono móvil fuera del coche.

El 'chófer' electrónico en autopista, no antes de 2020
Bosch es el primer proveedor en realizar pruebas reales de conducción autónoma en Europa

Bosch es el primer proveedor de tecnologías para automoción que ha probado la conducción automática en Europa, concretamente en las carreteras alemanas a velocidades entre 120 y 130 km/h. Las pruebas se llevaron a cabo en la primavera pasada en autopistas, donde no hay tráfico en sentido contrario o transversal y por donde no circulan peatones. En este caso las maniobras del vehículo se controlaron a través de un asistente de mantenimiento de carril, de una regulación de la distancia y de la velocidad, así como de un asistente para el cambio de carril. Para captar los 360º alrededor del coche se utilizó un láser 3D en el techo pero se necesita sustituir este sistema por otro menos costoso a base de sensores. Bosch ha conseguido un control automático parcial pero su objetivo es llegar a los 'chóferes' electrónicos en autopistas a finales de esta década, lo que denomina ‘piloto automático para autopistas’ (‘Highway Pilot’).

Pero no solo se necesitan sensores que permitan una identificación exacta en 3D del entorno del vehículo, también son imprescindibles mapas con una gran exactitud y actualizados continuamente, cada minuto. Esto pasa porque los vehículos intercambien entre sí informaciones sobre el entorno, obras o estado de la calzada. Y como no es lo mismo circular por una pendiente o lloviendo, también se necesitará un sistema capaz de controlar el movimiento de forma segura, rápida y precisa en función de las condiciones de conducción y del terreno.

Continental prevé tener lista su conducción automatizada a 130 km/h en 2025

La conducción automática también es uno de los temas centrales de la estrategia tecnológica de Continental y espera que sea una realidad en el año 2025, cuando el coche estará preparado para conducir solo hasta 130 km/h. Será una automatización progresiva, empezando por el asistente de atasco en autopista a baja velocidad en 2016 y pasando a una conducción automatizada parcial en 2020 en la que el conductor podrá ir leyendo el periódico pero preparado para controlar el coche en todo momento, por ejemplo, para tomar una salida. El pasado mes de enero Continental dio un paso más en su investigación con la presentación en el 'Congreso Anual de Automoción' en Detroit de un prototipo de Interfaz Hombre-Máquina que facilitará el diálogo entre el conductor y el coche y que también ayudará a la comunicación con el entorno. “Los conductores deben ser capaces de recibir intuitivamente la información que necesitan saber durante la conducción. Se trata de un diálogo sin palabras. El vehículo tiene que anticiparse a lo que el conductor necesita”, afirmó Helmut Matschi, Miembro del Consejo Ejecutivo de Continental y de la División Interior.

Pero ¿qué pasa cuando la ruta habitual se sale de la autopista, incluye zona urbana e implica movimientos laterales? La cosa se complica pero, como no hay nada imposible, ya se ha dado un paso con la presentación del asistente de esquiva de obstáculos. Lo ha hecho Ford y es capaz de reducir la velocidad y buscar la dirección más segura para evitar una colisión de forma automática en el caso de que el conductor no reaccione a tiempo.

El asistente de esquiva de obstáculos ayudará a la conducción autónoma en ciudad

Pruebas en autopistas con una conducción monótona se han hecho con buenos resultados pero el sistema tiene que evolucionar y ser capaz de traducir las informaciones que recibe: si hay un peatón, si a continuación viene una curva, una rotonda, si hay obras... El sistema necesita razonar y tomar decisiones y lo tiene que hacer controlando el movimiento de forma segura, rápida y precisa. Todavía queda mucho por hacer.

El precio y el entorno legal, claves para su implantación

Ricardo Olalla, director de ventas de Automoción Equipo Original de Bosch España, asegura que a finales de esta década habrá conducción pilotada lista para producción pero "su introducción en el mercado dependerá de la demanda y del entorno legal"

Las claves para que circulen coches de forma automática por las carreteras no solo se centran en solucionar los problemas técnicos, también es necesario el desarrollo de tecnologías de bajo coste y el establecimiento de un marco jurídico válido. Es inevitable un cambio de legislación a nivel mundial ya que la regulación actual en materia de tráfico se basa en el Convenio de Viena de 1968 según el cual el conductor tiene la responsabilidad sobre el vehículo. Fabricantes de automóviles y proveedores de tecnologías están trabajando para que se produzca una modificación en la ley que regule la conducción automatizada. Una buena señal es que este tipo de conducción ya está incluida en las políticas de transporte para el año 2020. Ricardo Olalla puntualiza que el concepto de caja negra será algo fundamental que habrá que implantar en los vehículos para solucionar temas de responsabilidad en caso de accidente.

El aparcamiento automatizado es uno de los pasos hacia la conducción sin conductor

¿Y cuál será su coste? "No hay un precio estimado. Los prototipos tienen un coste que está fuera del mercado por eso es importante que los coches actuales vayan incorporando sistemas de asistencia a la conducción. Esto supondrá una reducción del precio, además se espera que para 2020 muchos sistemas de asistencia sean más baratos", puntualiza Olalla.

Dentro del estudio de movilidad de Continental se preguntó a los encuestados sobre el precio de la conducción automatizada. los conductores alemanes indicaron un precio medio para la circulación automatizada por autopista de 2.900 €, seguidos por China con 2.600 €, Japón con 2.300 € y Estados Unidos con 1.100 €. Teniendo en cuenta el gasto medio de adquisición de un vehículo nuevo en cada uno de estos países, estos precios supondrían el 14% en China y Japón, el 10% en Alemania y el 5% en Estados Unidos. En relación a estos datos, Christian Senger, Jefe de Desarrollo Avanzado de Electrónica de Vehículos en Continental, ha comentado que "las expectativas de los conductores de todo el mundo respecto a los precios se sitúan, en general, a un nivel realista. Además, van a poder utilizar funciones de conducción parcialmente automatizadas antes de lo que esperan".

Bosch entiende que la implementación de la conducción automática será a la vez en toda Europa con un sistema capaz de desconectarse dependiendo del país o de los tramos, por ejemplo cuando las señalizaciones sean peores.

Los coches que ya ruedan solos

BMW, Ford, Honda, Mercedes-Benz, Nissan, Renault, Toyota y Volvo se han apuntado a la conducción automática y ya han presentado sus proyectos

El Grupo BMW coopera tanto con Bosch como con Continental para la fabricación de varios prototipos de vehículos de prueba equipados para la conducción automática. Recientemente en la Feria de Electrónica de Consumo de las Vegas (CES) BMW ha presentado un prototipo equipado con el ActiveAssist, un sistema que de forma autónoma permite controlar situaciones críticas como el subviraje o el sobreviraje. Supone un paso más allá del Modo de Conducción Automática en Autopistas, previsto para dentro de 30 años según su responsable en BMW, el Dr. Werner Huber (en Coches.net tuvimos la ocasión de probarlo en una Autobahn alemana).  

Prototipo de BMW equipado con el ActiveAssist para controlar el subviraje o el sobreviraje

Hasta el año 2025 tendremos que esperar para que Ford tenga listo su Plan de Movilidad, donde se incluye la conducción autónoma. Sobre la base de un Ford Fusion híbrido y tras 10 años de investigación, el fabricante americano presentó su prototipo automatizado en el último Salón de Detroit. Destaca la precisión de su sistema de sensores capaz de distinguir entre una bolsa de papel y un animal pequeño a una distancia cercana a la longitud de un campo de fútbol. 

Ford lleva investigando diez años la conducción automatizada

Con el objetivo de una sociedad con una movilidad libre de accidentes también trabaja Honda. Y en este sentido su apuesta se basa en reducir el papel que juega en la conducción el factor humano, culpable del 90% de los accidentes. ¿Y cómo lo hace? Ofreciendo sistemas de asistencia a la conducción cada vez más avanzados para así evolucionar hasta llegar a la conducción autónoma. El fabricante japonés ya ha equipado a un Honda Accord híbrido con cámaras y radares que detectan el perímetro del coche y con el que hemos tenido la oportunidad de experimentar cómo se movía por un circuito urbano sin que el conductor interviniera en ningún momento. Honda no se compromete a dar una fecha concreta pero sí dice que parte de las tecnologías que harán posible la conducción autónoma estarán listas antes de 2020.

Los fabricantes trabajan en nuevas tecnologías para reducir el número de accidentes y fallecidos

Para ese año, en cambio, Nissan sí prevé ofrecer la conducción automatizada en algunos de sus modelos. Así lo anunció Carlos Ghosn, presidente de la marca, el pasado mes de septiembre, después de probar con éxito un prototipo de Nissan Leaf capaz de rodar sin la intervención del conductor. Los ensayos se realizaron en un entorno controlado, fuera de la vía pública, integrando sistemas de asistencia ya conocidos y una compleja tecnología encargada de analizar el entorno del vehículo en tiempo real. Nissan tiene previsto construir en Japón durante este año la primera pista de pruebas específica para ensayar la conducción autónoma, simulará una ciudad con elementos reales. Mira aquí el vídeo sobre conducción autónoma de Nissan.

Un prototipo de Nissan Leaf es capaz de rodar sin conductor gracias a radares y sensores

El Grupo Nissan-Renault es uno de los más activos en investigación sobre conducción autónoma. Si Nissan lo ha mostrado con un Leaf, ahora Renault acaba de presentar su prototipo Next Two, en realidad un Renault Zoe equipado con radares y sensores que le permiten desplazarse solo siempre que no se superen los 30 km/h y no se realicen cambios de carril. Con el conductor fuera del vehículo y a través de un smartphone, también es capaz de buscar aparcamiento y realizar la maniobra en parking adaptados a coches con esta tecnología. Con el Renault Next Two el fabricante también muestra sus avances en servicios de conectividad con la idea de que los conductores aprovechen su tiempo mientras van en su coche. Su idea es comercializarlo en 2020. 

Funciones muy similares realiza un prototipo del Renault Fluence Z.E. utilizado por Renault para avanzar en conducción automatizada dentro del programa PAMU (Plataforma Avanzada de Movilidad Urbana). La diferencia es que este prototipo arranca solo y es capaz de circular sin conductor en situaciones y condiciones muy concretas detectando obstáculos y peatones, por ejemplo para buscar aparcamiento y estacionar. Una vez llega al destino su conductor se identifica mediante una tarjeta para acceder al vehículo y conducirlo de manera convencional. De los avances del programa PAMU se beneficiará más adelante el Next Two.

En el caso de Mercedes-Benz, el prototipo S 500 Intelligent Drive es su primer modelo en incorporar una conducción totalmente autónoma en un trayecto de unos 100 kilómetros. Este Mercedes Clase S, presentado en el Salón de Frankfurt, es capaz de diferenciar todo tipo de obstáculos, líneas, cambios de rasante, personas, animales... y hasta puede interpretar lo que le rodea y saber cómo reaccionar para llegar a su destino. El proyecto está en fase de desarrollo pero sus buenos resultados hacen cada vez más viable incluir un coche automático en la gama de la marca.

El Mercedes-Benz S500 Intelligent Drive ya rueda solo a 100 km/h

Toyota Motor Corporation (Toyota y Lexus) también ha anunciado el lanzamiento de un sistema de asistencia a la conducción automatizada en autopistas (AHDA) a mediados de esta década. En este caso, el prototipo, basado en un Lexus LS, combina dos tecnologías de conducción automatizada, el control de crucero adaptativo-cooperativo, que se comunica de forma inalámbrica con los vehículos precedentes para mantener la distancia de seguridad, y el control de trayectoria en carril. El objetivo es conseguir una conducción más segura y reducir el estrés sobre el conductor pero siempre que éste tenga en última instancia el control sobre el vehículo. Toyota ha estado trabajando en las tecnologías de conducción automatizada desde la segunda mitad de la década de los noventa, y durante varios años ha llevado a cabo pruebas en carreteras públicas en EE.UU. En Japón, también ha puesto a prueba su sistema inteligente de asistencia al conductor (Intelligent Driver-support System) de nueva generación, en vías públicas, durante unos dos años.

Toyota y Lexus lanzarán un sistema de asistencia a la conducción automatizada en autopistas a mediados de esta década

Volvo, fabricante pionero en materia de seguridad, también tiene la conducción autónoma entre sus pilares de investigación y ya ha anunciado que para 2017 tendrá un centenar de coches de conducción autónoma circulando por las calles de Gotemburgo, en Suecia. Los primeros vehículos de pruebas empezarán a desarrollarse este mismo año y serán capaces de recorrer 50 kilómetros en condiciones habituales de tráfico tanto en el interior de la ciudad como en los alrededores y autopistas. El fabricante sueco propone una mezcla entre conducción autónoma y activa, con la que podremos coger el control del volante cuando lo decidamos, por ejemplo para desviarnos de la ruta establecida. En los próximos años también probará el aparcamiento totalmente automatizado, mientras que su conductor aprovecha el tiempo fuera del coche.

Volvo tendrá un centenar de coches de conducción autónoma circulando por Suecia en 2017

Recibe todas las novedades

¡Suscripción recibida! Si es la primera vez que te suscribes, recibirás un e-mail para que valides tu correo electrónico y empieces a recibir nuestro boletín de noticias.

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín

2 votos

Noticias de coches por marca

Recibe todas las novedades

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín