Te hemos redirigido al sitio web completo. Vuelve a
coches.net versión móvil
X
Honda CR-V 2.2 i-DTEC contra Subaru XV 2.0 Diesel

Honda CR-V 2.2 i-DTEC contra Subaru XV 2.0 Diesel: Amigos para todo


2 votos

ver galeríaHonda CR-V 2.2 i-DTEC contra Subaru XV 2.0 DieselHonda CR-V 2.2 i-DTEC contra Subaru XV 2.0 Diesel

Uno de nuestros protagonistas, el Honda CR-V, lleva tiempo demostrando de lo que es capaz, haciéndonos partícipes de sus cualidades y demostrando que el paso del tiempo apenas le influye negativamente. Unos ligeros retoques y un motor de 150 CV le han permitido seguir haciendo frente a los "jóvenes" rivales que han intentado situarse por delante. Entre éstos, el recién llegado Subaru XV es uno de los que pueden incomodar al CR-V hasta la llegada de la nueva generación.

Son todocaminos que ofrecen lo que se espera de ellos tanto a nivel de confort como de prestaciones. En este sentido, se muestran muy eficaces sobre asfalto, si bien cada uno de ellos se desenvuelve mejor en diferentes tipos de carreteras. Fuera de ellas, los dos nos permitirán rodar bien por pistas que no estén muy rotas y, desde luego, mejor no pedirles acciones de off road puro. Pero ambos son coches que nos darán lo que necesitamos y que transmiten sensación de poder contar con ellos para todo.

El nuevo, el veterano

ver galeríaHonda CR-V 2.2 i-DTEC contra Subaru XV 2.0 DieselHonda CR-V 2.2 i-DTEC contra Subaru XV 2.0 Diesel

El XV de Subaru es un SUV de última generación que es muy efectivo en lo que respecta a respuesta y comportamiento dinámico en asfalto. Su motor boxer diesel ofrece una potencia de 147 cv y un par máximo de 350 Nm desde 1.500 rpm que le permite hacer frente a la competencia con toda tranquilidad. Una vez dentro de él, nos damos cuenta de que no es tan amplio como su rival de hoy y que, pese a ser muy correcto, a su interior le falta un punto de calidad si lo comparamos con el del Honda. El cuadro de instrumentos es un tanto "soso", pero no por ello con falta de efectividad ya que la información es completa y de fácil lectura. En el tablier destaca el navegador -de serie en este acabado- y el resto de indicadores que completan la información del vehículo. Los asientos son cómodos pero se echa en falta un poco más de sujeción lateral. El espacio para los pasajeros es correcto pero, como comentábamos, en amplitud se ve superado por el Honda.

Pese a ser más veterano, el CV-R sigue manteniendo un buen nivel frente a sus rivales. Con la llegada del motor de 150 cv y un par máximo de 350 Nm a 2.000 rpm, el Honda se aseguró batallar contra los mejores. Si hablamos del habitáculo y de la capacidad de maletero, hay un claro vencedor. En este sentido, el Honda es superior al Subaru al disponer de una capacidad de carga de 556 litros frente a los 380 litros del XV. Además, el CR-V dispone de dos alturas de carga mediante una bandeja rígida. También el habitáculo es mejor. Asientos algo más cómodos, reposabrazos delanteros anchos, una posición de conducción natural y el mayor espacio para las piernas de los ocupantes de las plazas traseras, marcan las diferencias frente al Subaru.

Buenos en carretera

ver galeríaHonda CR-V 2.2 i-DTEC contra Subaru XV 2.0 DieselHonda CR-V 2.2 i-DTEC contra Subaru XV 2.0 Diesel

Cualquiera de los dos se muestran muy efectivos en carretera y no tanto fuera de ellas. Pero eso no creo que sea una sorpresa para nadie. De hecho, nadie dice que sean dos off road puros. Más bien son dos coches que nos ofrecen prestaciones muy dignas, un comportamiento dinámico también a un buen nivel y un confort y una polivalencia definida. Y, además, viajaremos con sensación de seguridad cuando vayamos a la nieve, cuando la carretera tenga una adherencia precaria y como colofón nos permitirán "jugar" por caminos de tierra en buen estado. Para todo ello, cada uno propone soluciones diferentes.

El Honda cuenta con el sistema de tracción Real Time, que distribuye el par mediante dos bombas hidráulicas. En condiciones normales el Honda es un tracción delantera que recibe par motor en el eje trasero cuando las circunstancias lo requieren. Por su parte, Subaru apuesta por la tracción total permanente con diferencial central viscoso y con un reparto de 50/50 en condiciones normales. Una de las peculiaridades del XV son los 22 cm de altura libre al suelo de que dispone que lo diferencia de la competencia y que, en caminos rotos, tiene algo más de "vida" a la hora de atravesar baches.

Ninguno de los dos dispone de reductoras ni de sistemas de control de descenso y ambos tienen un recorrido de suspensión demasiado corto para hacer "alardes" en zonas con desniveles.

Así que vamos a la carretera que es donde mejor se encuentran y donde ofrecen lo mejor de ellos. La altura del Subaru nos pareció excesiva para que se comportara bien en asfalto, sin embargo no resultó ser así. El tarado firme de suspensiones (independientes en ambos trenes) y el reparto de pesos más bajo y centrado hacen que tenga un buen aplomo.

En carreteras amplias o autopistas, el rey es el Honda. Cómodo, con aplomo, más silencioso que su rival y con un motor que le permite mantener un gran ritmo, supera al XV que, a pesar de que también es capaz de rodar a un buen ritmo, no llega a las cotas del CR-V en cuanto a sensación de confort y suavidad. Otra cosa es cuando abandonamos las zonas rectas y amplias y nos adentramos en tramos de curvas. Ahí el XV es superior. Se mueve con más facilidad, la suspensión aguanta bien los cambios de apoyo sin grandes balanceos y el motor permite rodar aprovechando la buena entrega de potencia desde "abajo". Como menos positivo debemos mencionar el tacto del cambio y el excesivo "salto" que hay entre segunda y tercera.

Con el Honda podremos afrontar con garantías cualquier tipo de carretera, pero en zonas como las mencionadas anteriormente, es menos ágil y rápido que el Subaru. Si forzamos un poco, el subviraje aparece con prontitud y notamos su mayor peso. También la fatiga de frenos llega antes en el CR-V. Pese a que el motor le permitiría ser muy competitivo en esas circunstancias, el resto no le deja plantarle cara al XV.

Buenas opciones

ver galeríaHonda CR-V 2.2 i-DTEC contra Subaru XV 2.0 DieselHonda CR-V 2.2 i-DTEC contra Subaru XV 2.0 Diesel

El XV nos ha parecido un buen todocamino con unas aptitudes de turismo que le permite ser muy eficaz en asfalto. El Honda sigue siendo elegante, cómodo y eficaz en carreteras amplias pero menos competitivo en conducción al límite. Ambos penalizan fuera de la carretera si lo que queremos es hacer TT.

En cuanto a consumos sale vencedor el XV por una diferencia de poco más de un litro -7 litros el Subaru frente a los 8,1 litros del CR-V. La unidad probada del Subaru disponía de un completo equipamiento, superior al del Honda. El CR-V tiene que irse al acabado Innova para "pelear" en este apartado con XV pero con un precio final más alto. Las opciones se reducen, en ambos casos, a la pintura metalizada. Si tenemos en cuenta el equipamiento y el precio -32.900 € el CR-V y 31.000 € el XV-, se podría decir que el Subaru está en mejor disposición que su rival. Pero hay más factores que influyen a la hora de decidirse por la compra de un coche y nuestros protagonistas de hoy son un buen ejemplo.

2 votos

Suscribirse al Boletín de noticias

Acepto las condiciones de uso y política de privacidad

Ver boletines anteriores