BMW X4 XDrive 20d - Mercedes GLC Coupé 220d 4Matic

10 de febrero 2017

Pruebas
Jaume Gustems Casado

Jaume Gustems Casado

La necesidad de ampliar la oferta de modelos SUVs, a ser posible con propuestas originales, llevó hace 10 años a BMW a lanzar al mercado el X6. Este nuevo SUV no dejó indiferente a nadie con su imagen mezcla de todocamino y cupé deportivo, un diseño hasta ese momento poco explotado. Y al parecer, supuso la apertura de un nuevo nicho de mercado, el de los SUVs cupés, que tuvo continuidad con el lanzamiento del GLE Coupépor parte de Mercedes-Benz. 

Esta misma batalla en el segmento de los SUVs de gran tamaño se libra desde hace unos años en un escalón inferior, el de los SUV’s de tamaño compacto. Así, BMW decidió hace dos años lanzar el X4, la versión cupé de su superventas X3, mientras que Mercedes-Benz no tardó en reaccionar presentando el GLC Coupé, la versión con estética más deportiva del GLC, su SUV compacto. 

BMW X4 20d- Mercedes GLC Coupé 220D
Enfrentamiento entre dos SUV's cupés: BMW X4 y-Mercedes-Benz GLC Coupé, la referencia en compactos de este estilo.
La positiva evolución de las ventas de SUV en toda Europa dan lugar a nuevas propuestas, y si hace unas décadas hubiéramos pensando que un diseño de este estilo, mezcla de SUV y cupé deportivo no era buena idea, lo cierto es que tiene su público, como demuestra la evolución de las ventas. 

¿Qué aportan el BMW X4 y el Mercedes-Benz GLC Coupé que no lo hagan el X3 y el GLC respectivamente? Pues básicamente una estética más deportiva, y poco más. De hecho, estas líneas deportivas hacen que pierdan algo de capacidad interior, por lo que desde un punto de vista racional no están claras sus ventajas. Ahora bien, la estética es uno de los puntos principales a la hora de decidirse por un nuevo coche, y ahí es donde estos dos modelos juegan su baza. Tienen su público entre los que buscan un SUV menos convencional, con un aspecto más deportivo y original. 

BMW X4 20d- Mercedes GLC Coupé 220D
El BMW X4 deriva del X3 pero con una estética algo diferente, que condiciona un poco su habitabilidad pero no afecta a su excelente comportamiento dinámico.
Os tengo que confesar que personalmente no soy muy partidario de esta mezcla de estilos, y menos cuando tiene como consecuencia algo menos de capacidad interior en relación a sus hermanos de gama más convencionales. Pero también es cierto que ¿porqué no sacrificar algo de maletero o espacio en las plazas traseras si lo que realmente se busca es circular con un coche con una imagen más sport?… Es cuestión de prioridades. 

Además, las unidades que hemos comparado  montaban el paquete deportivo, opcional. En el caso del Mercedes, el paquete AMG. En el del BMW, el M. 

Detalles exteriores


BMW X4 20d- Mercedes GLC Coupé 220D
El Mercedes-Benz GLC Coupé parece un GLE Coupé en pequeño, y aunque es más manejable que éste, no llega al grado deportivo del BMW.
El Mercedes se distingue por su parrilla efecto diamante con la estrella integrada, propia de los Mercedes más deportivos, el paragolpes AMG, los faros LED, el alerón en el portón trasero y el paragolpes trasero con difusor y doble tubo de escape, entre otros detalles exteriores. 

El BMW X4 también monta paragolpes deportivos delante y detrás, moldura del difusor trasero en color negro metalizado, tubos de escape cromados y llantas de 19 pulgadas con neumáticos de diferentes medidas en los dos ejes, como en el Mercedes. La diferencia es que en el BMW se montan neumáticos un poco más anchos y con un perfil más deportivo: 245/45 en el eje delantero y 275/40 en el trasero, frente a los 235/55 y 255/50 del GLC Coupé. 

BMW X4 20d- Mercedes GLC Coupé 220D
El motor diésel del BMW, unido a un cambio automático ZF de 8 velocidades, empuja bien en bajos y muestra un buen carácter a altas revoluciones, aún siendo un diésel.
Los interiores también tienen una atención al detalle muy cuidada, y en el GLC Coupé podéis ver un ambiente bastante deportivo marcado por el volante forrado en cuero perforado y con su parte inferior achatada, los pedales deportivos, relojes “estilo moto” y molduras en piano black en la consola, entre otros. Estos elementos forman parte del paquete AMG interior, opcional. 

BMW X4 20d- Mercedes GLC Coupé 220D
El Mercedes-Benz GLC Coupé tiene un motor con menos potencia que el del BMW, pero muestra una respuesta a bajo régimen incluso superior. Se beneficia de las 9 relaciones de su cambio automático.
En el X4 se montan moldura de las puertas con emblema M, reposapiés de aluminio, asientos deportivos en cuero Nevada y molduras interiores de aluminio, entre otros detalles incluidos dentro del acabado M Sport. Como opciones destacadas, este X4 montaba el Navegador Professional con equipo de música Harmann Kardon, el techo solar panorámico y calefacción para los asientos, entre otros. Esto incrementa su precio base considerablemente, como podréis ver más adelante. 

Un poco menos espaciosos


Las plazas traseras ofrecen un espacio correcto, pero en estas versiones más cupé queda un poco limitada la altura al techo (aunque es buena) y sobre todo, dificulta un poco el acceso a las personas más altas, que deben bajar un poco la cabeza para no tocar con el pilar C al entrar en el habitáculo. No obstante, no hay sensación de agobio en estas plazas, sino que el espacio disponible es correcto.

El único pero lo encontramos en lo habitual: el túnel de transmisión y la dureza del respaldo central restan comodidad a la plaza del medio. Y en el caso del BMW X4, la banqueta de la segunda fila tiene menos altura al suelo, por lo que las piernas de los ocupantes van un poco más recogidas que en el caso del Mercedes. 

BMW X4 20d- Mercedes GLC Coupé 220D
Éste es el interior del BMW: sobrio y conocido, común a otros productos de la marca germana. La calidad de sus acabados está fuera de duda.
La capacidad de carga de ambos SUV’s es buena, exactamente 500 litros en los dos casos. No obstante, esta cifra es 50 litros inferior a la que ofrece un BMW X3 o un Mercedes-Benz GLC.

Precisamente la estética cupé que modifica la parte trasera de estos modelos en comparación con sus hermanos SUV “convencionales” es la que limita algo la capacidad del maletero, especialmente en altura. A pesar de ello, son maleteros bien cuidados, con elementos como ganchos, tomas de corriente o doble fondo, equiparable en ambos vehículos. El X4 equipaba además raíles en el suelo y una bandeja cubremaletero rígida, plegable en dos partes, a diferencia de la del Mercedes, que es flexible y de plegado automático. 

Muy buenos en carretera


BMW X4 20d- Mercedes GLC Coupé 220D
Aunque la altura al techo es correcta, la entrada a las plazas traseras es incómoda por la forma diagonal del pilar C. En el BMW, las banquetas tienen poca altura al suelo.
Para la comprobación del comportamiento de cada uno de ellos en carretera hicimos una ruta por carreteras cercanas a la montaña de Montserrat, algunas de trazado rápido y otras de trazado ratonero y estrecho.

En un escenario de carretera de montaña, el BMW sale con ventaja. Su chasis se vale de unas suspensiones más rígidas, tiene una dirección muy incisiva, se ayuda de unos neumáticos de bajo perfil y considerable anchura que potencian la ya de por si efectividad del sistema XDrive a la hora de dar motricidad a la salida de las curvas. Además, tanto el motor (por su empuje en la zona alta de cuentarrevoluciones) como el cambio de 8 velocidades(es rápido y bloquea durante unos instantes la marcha en el régimen próximo al corte de encendido) favorecen la conducción más deportiva.

BMW X4 20d- Mercedes GLC Coupé 220D
El maletero del X4 500 litros de capacidad con la tercera fila operativa. Su acabado es impecable.
El Mercedes se percibe más pesado y lento de reacciones, fruto de unas suspensiones con un tarado más suave y una dirección algo más desmultiplicada. Su motor empuja muy bien a bajas vueltas y no parece tener 20 CV menos que el del BMW. No obstante, su cambio de marchas de 9 velocidades, aún siendo veloz, no permite un uso demasiado radical, y siempre decide pasar a una marcha superior en cuanto subimos  en exceso el régimen del motor, incluso con el programa Sport y el accionamiento manual activados.

El GLC Coupé es un coche algo más conservador que el X4 en carreteras de montaña,  pero a cambio ofrece un nivel de confort algo superior al del BMW en otro tipo de vías gracias precisamente a esa mayor suavidad de la suspensión y a sus neumáticos con un poco más de balón. También es el más cómodo rodando por el campo, ya que sus suspensiones y calzado absorben un poco mejor los baches del camino.

BMW X4 20d- Mercedes GLC Coupé 220D
Las plazas delanteras del Mercedes-Benz tienen un aire muy deportivo. En ellas sobresale la pantalla del sistema de información y entretenimiento, no integrada ni escamoteable.
No obstante, ninguno de los dos está suficientemente preparado para un uso ni medianamente intensivo en la montaña. No montan las ruedas adecuadas, sus carrocerías están muy expuestas, (especialmente en estos acabados deportivos) y no equipan rueda de recambio. Sólo la tracción a las cuatro ruedas permite que sean considerados todocaminos, y es la única garantía de que si el terreno se vuelve muy deslizante tendremos un mínimo de motricidad. 

BMW X4 20d- Mercedes GLC Coupé 220D
Las plazas traseras del Mercedes-Benz son un poco mejores que las del BMW en cuanto a altura al suelo y se perciben un poco más cómodas.
A pesar de lo que os comento, es precisamente esa versatilidad lo que los hace atractivos para una buena parte del público que tiene presupuesto para acceder a comprarlos. Aunque la mayoría de propietarios de estos coches no va a circular con ellos nunca por el campo, es bueno saber que existe esa posibilidad: por si alguna vez decidimos montar una excursión a una remota ermita, nos apuntamos a una jornada de caza o accedemos con asiduidad a las pistas de esquí.

El consumo (oficial) de ambos se mueve en torno a los 5 litros a los 100 de media, aunque en realidad se acerque fácilmente a los 8 l/100 según nuestra prueba. El Mercedes, gracias a su motor de menor potencia, ajusta un poco más estos registros. 

Con la más avanzada tecnología de seguridad


BMW X4 20d- Mercedes GLC Coupé 220D
El maletero del Mercedes tiene una capacidad idéntica a la del BMW. Su acabado también es intachable, aunque la altura al techo, como en el BMW, es algo limitada.
Un aspecto que cada día cobra más importancia es el equipamiento tecnológico, aquel que hace referencia a los sistemas de seguridad o ayuda al conductor que permiten una circulación más cómoda y segura. 

El Mercedes trae  de serie el sistema de alerta de colisión frontal, disponible en el BMW de forma opcional. A cambio, el X4 ofrece el control de crucero adaptativo, que en el GLC Coupé forma parte de un paquete extra. O

tros sistemas de seguridad son opcionales en ambos: el de advertencia de cambio de carril, el de ángulo muerto, el detector de señales de tráfico, o el sistema de aparcamiento asistido, entre otros. 

BMW X4 20d- Mercedes GLC Coupé 220D
Estos dos SUV's cupés tienen un comportamiento en carretera prácticamente idéntico al de sus hermanos no cupés, y muy similar al de las berlinas compactas de sus respectivas marcas.
En cualquiera de los dos es posible configurar una unidad plenamente equipada en este sentido, pero para ello hay que destinar una buena partida del presupuesto de compra del coche. Y este puede variar considerablemente respecto al precio base. Es el caso del X4 X Drive 20 D automático de este comparativo, que venia “full equipe” y montaba más de 26.000 € de extras, alcanzando los 78.394 €. El Mercedes-Benz GLC Coupé 220d partía de un PVP de 52.500 € y con los extras incluidos se fue a 60.202€.

Esta es la filosofía que siempre siguen los fabricantes alemanes, principalmente, y que obliga a plantearse la compra de cualquiera de estos dos modelos con un presupuesto fijado de antemano. De lo contrario, la tarifa final puede ser muy diferente a la que aparece en el listado de precios.

Opinión del experto

Recibe todas las novedades

¡Suscripción recibida! Si es la primera vez que te suscribes, recibirás un e-mail para que valides tu correo electrónico y empieces a recibir nuestro boletín de noticias.

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín

62 votos

Noticias de coches por marca

Recibe todas las novedades

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín