Te hemos redirigido al sitio web completo. Vuelve a
coches.net versión móvil
X
Q7 contra BMW X5: Comparativa

Q7 contra BMW X5: Comparativa


Q7 contra BMW X5: Comparativa



Audi Q7 4.2 FSi quattro / BMW X5 4.4i V8

Nota Audi Q7: 7,6


+ información
Habitabilidad 8
Prestaciones 9
Consumo 5
Seguridad 10
Equipamiento 7
Calidad-precio 7

Representan la máxima expresión entre los todocamino de gasolina gracias a sus potentes propulsores V8, capaces de superar los 300 caballos de potencia. En esta ocasión enfrentamos a la referencia indiscutible en el segmento de los todocamino de lujo, el BMW X5, a uno de sus más directos rivales que viene pisando fuerte, el recién estrenado Q7

Nuestros compañeros de viaje forman parte del reducido cupo de ventas dentro del segmento de los todocamino de lujo, comandado por sus hermanos diesel. Ambos se encuentran más bien dirigidos fundamentalmente al público estadounidense. En este sentido sus gustos y necesidades son diferentes a los europeos.


El ciclo final de vida del X5 lo ha sabido aprovechar inteligentemente Audi situando en el mercado toda una seria apuesta.

A diferencia de su competidor, el Q7 puede ofrecer siete plazas gracias a sus más de cinco metros de longitud y tres de batalla. Ello le ha permitido configurar dos filas de asientos confortables y espaciosos y una tercera destinada más bien a alojar niños. Si bien ésta última forma parte del equipamiento opcional (1.660 euros). El X5 compensa la ausencia de tercera fila con unos asientos absolutamente irreprochables en cuento a habitabilidad y confort interior.

Para compensar su menor capacidad interior el X5 recurre -en materia opcional- a un enorme techo solar, que refuerza en gran medida la sensación de amplitud.

El modelo de Audi también gana la batalla a su oponente en cuestiones de modularidad interior. En este sentido, el Q7 puede contar con un total de 28 configuraciones partiendo de las tres opciones disponibles de cinco, seis y siete plazas. Esto trae como consecuencia una mayor capacidad de maletero (775 litros del Q7 con las cinco plazas habilitadas frente a los 465 litros del X5). El Q7 además cuenta con la ventaja de optar de manera opcional por un accionamiento eléctrico.

A diferencia de su competidor, el Q7 puede ofrecer siete plazas gracias a sus más de cinco metros de longitud y tres de batalla. Ello le ha permitido configurar dos filas de asientos confortables y espaciosos y una tercera destinada más bien a alojar niños. Si bien ésta última forma parte del equipamiento opcional (1.660 euros). El X5 compensa la ausencia de tercera fila con unos asientos absolutamente irreprochables en cuento a habitabilidad y confort interior.Para compensar su menor capacidad interior el X5 recurre -en materia opcional- a un enorme techo solar, que refuerza en gran medida la sensación de amplitud.El modelo de Audi también gana la batalla a su oponente en cuestiones de modularidad interior. En este sentido, el Q7 puede contar con un total de 28 configuraciones partiendo de las tres opciones disponibles de cinco, seis y siete plazas. Esto trae como consecuencia una mayor capacidad de maletero (775 litros del Q7 con las cinco plazas habilitadas frente a los 465 litros del X5). El Q7 además cuenta con la ventaja de optar de manera opcional por un accionamiento eléctrico.

Estratosféricas mecánicas. En materia mecánica ambos recurren a motores atmosféricos de gasolina en un bloque de ocho cilindros en V con doble árbol de levas en cabeza y distribución variable en admisión y escape. En este sentido las diferencias residen en la diferente configuración de la alimentación pues si en el Audi se utiliza tecnología FSI de inyección directa de alta presión, el BMW es indirecta mediante una gestión electrónica multipunto de la misma.

En ambos tanto el rendimiento como la entrega son francamente buenos con unas prestaciones muy similares, quedando en este capítulo por delante el X5 gracias a que hace valer sus 300 kilos menos de peso. Un caso parecido le pasa en los consumos con medias que se sitúan medio litro por encima en el Audi con 15,4 litros/100 km frente a los 15,0 litros/100 km del BMW. Tan sólo en carretera se ha mostrado más sensible el X5 a la velocidad de crucero elevada incrementando la cifra de consumo en mayor medida que su oponente (12,1 litros/100 km frente a 11,1/100 km). Mientras en ciudad, el Q7 se muestra más bebedor con 20,3 litros/100 km frente a los 18,5/100 km del modelo de la marca bávara.

Tanto en el modelo de Audi como en el BMW la sonoridad mecánica es buena al igual que la aerodinámica dentro del habitáculo, así como la producida por los neumáticos, y eso que tanto el X5 como el Q7 montaban las ruedas opcionales: 265/55 R20 en llanta 8,5J x 20 y 265/50 R19 en llanta de 8,5x19 (1.070 euros), respectivamente.

Pegados al asfalto. En ambos la gran virtud la ostenta su comportamiento, aunque el X5 afina más la nota. Analizados con mayor detalle el Q7 llega a sorprender por su nivel de agilidad teniendo en cuenta su tamaño (poco más de cinco metros) y su peso (2.240 kilos). En este sentido su dirección resulta rápida y precisa. Sólo con 2,5 vueltas de volante reacciona sin titubeos a las indicaciones que marca el conductor. Cuando afrontamos zonas de curvas de distinto radio de giro, las enlaza con suma agilidad marcando un ritmo vertiginoso.

Los frenos los encontramos muy equilibrados y dosificables, aunque acusan el esfuerzo ante el uso intensivo de los mismos. Sin embargo, se recuperan con suma facilidad. Algo que solventa el X5 con una mayor capacidad de frenada que podemos calificar de sobresaliente, ya que resulta muy similar a la de un turismo.

Si el Q7 desprende una sorprendente agilidad, el X5 emociona los sentidos, pues el firme tarado de muelles y amortiguadores junto a una perfecta geometría de la suspensión le otorgan un comportamiento similar a la de una berlina de altas prestaciones. Tanto es así que el balanceo de la carrocería en los apoyos fuertes es mínimo y si llegamos a superar el límite de adherencia sus reacciones son nobles y previsibles. La dirección ágil y precisa mantiene en todo momento una sensación de confianza en el conductor.

La posibilidad de variar en ambos la altura contribuye a mejorar en gran medida tanto el comportamiento en carretera como fuera de ella. En el primero de los casos si la regulamos en la posición más baja aumentaremos en gran medida el grado de eficacia. Aunque conviene tener en cuenta que restaremos confort a los ocupantes cuando el firme se encuentra irregular, sobre todo en el Q7 que lo solventa con el modo Confort.

Camperos en su justa medida. Fuera de la carretera tanto la distancia libre al suelo como la electrónica disponible en cada uno de ellos al servicio de la tracción permiten explorar caminos, que impiden en el X5 adentrarse en terrenos más escarpados debido al inconveniente que supone el no disponer de reductoras, una suspensión con poco recorrido y los neumáticos destinados a un mayor uso por asfalto. Algo parecido le ocurre al Q7, aunque la posibilidad de variar un punto más la altura en su suspensión hidroneumática, gracias a los modos "lift" y "allroad", permite contar con unas cotas mayores que las de su oponente. Si bien el recorrido de la suspensión, junto a la ausencia de diferenciales bloquables ponen coto a un mayor avance por terrenos más abruptos y difíciles.

El disfrute en cada uno de ellos está asegurado si aumentamos la velocidad en pista y aparecen grietas o roderas algo más profundas.

El equipamiento de serie en ambos es hasta cierto punto razonable, ya que la larga lista de opciones de ambos encarecen un producto que debería incluir alguna de ellas de serie, a tenor de ser las versiones más altas de gama. En este sentido, no se entiende en ambos que haya que pagar por una versión más ampliada del ordenador de a bordo, los carriles longitudinales para la carga en el X5, o la red de sujeción de carga en el maletero, en el caso del Q7.

Analizados pros y contras de uno y otro, la decisión final queda decantada para el Audi Q7 dado que se sitúa como la opción más atractiva. Aunque las prestaciones sean prácticamente irrelevantes respecto al modelo de BMW, ofrece una mayor moduralidad y versatilidad que su rival.



Audi Q7 4.2 FSi quattro
BMW X5 4.4i V8
Motor
Disposición: Delantero longitudinal
Diámetro x carrera: 84,5 x 92,8 mm
Nº Cilindros: Ocho en V a 90º
Nº válvulas por cil: 4
Cilindrada: 4.163 c.c.
Distribución: Variable en admisión y escape. 2 árboles de levas en culata accionados por cadena
Alimentación: Inyección directa de gasolina FSi selectiva
Compresión: 12,5 a 1
Potencia máxima: 350 CV a 6.8500 rpm
Par motor: 440 Nm a 3.500 rpm
Transmisión
Tracción: Total permanente Quattro y diferencial central con autobloqueo.
Bloqueo eléctrico del diferencial EDS, ESP y TCS
Caja de cambios: Manual de seis velocidades
Rel. final del cambio
(des. km/h a 1.000 rpm)
1ª.4,14:1 (7,5 km/h)
2ª.2,37:1 (13,2 km/h)
3ª.1,55:1 (20,1 km/h)
4ª.1,15:1 (27,1 km/h)
5ª.0,85:1 (36,4 km/h)
6ª.0,68:1 (45,6 km/h)
Grupo final: 3,90
Embrague: Convertidor de par
Dirección
Tipo: De cremallera asistida
Diámetro de giro: 12,0 m
Vueltas de volante: 2,5
Frenos
Delanteros : Discos ventilados (300 mm)
Traseros: Discos macizos (302 mm)
Ayudas a la conducción ABS, EBD, EBA, ASR, EDS, TCS y ESP
Llantas y neumáticos
Llantas: 6,5 J x17
Neumáticos 205/50 R 17
Suspensión
Delantera: Independiente de paralelo deformable con resorte helicoidal y barra estabilizadora
Trasera:Independiente de paralelo helicoidal y barra estabilizadora
Dimensiones
Longitud/Anchura/Altura/: 5.086/1.983/1.737 mm
Batalla/Vía del./Vía tras.: 3.002/1.651/1.676 mm
Peso y capacidades
Peso : 2.240 kg
Depósito de combustible: 100 litros
Capacidad del maletero: 775/2.035 litros (con 3ª fila abatida)
Prestaciones y consumos
Velocidad máxima: 244 km/h
Aceleración de 0 a 100 km/h: 7,4 segundos
Aceleración de 0 a 400 m: 15,8 segundos
Aceleración de 0 a 1.000m: 28,9 segundos
Recuperaciones:
de 60 a 120 km/h en D: 7,7 segundos
de 80 a 120 km/h en D: 5,9 segundos
Consumos (l/100 km):
Urbano/Extraturbano/Mixto: 19,5/10,2/13,6
Precio unidad base: 72.600 euros
Precio unidad probada: 93.695 euros

Cotas TT Audi Q7 4.2 FSi Quattro
Ángulo de ataque: 24-27º
Ángulo de salida: 25-27º
Ángulo ventral: 159º
Altura libre del suelo: 20-25 cm
Profundidad de vadeo: 63-68 cm
Inclinación lateral: 42º
Motor
Diámetro x carrera: 82,7 x 92,0 mm
Nº Cilindros: Ocho en V a 60º
Nº válvulas por cil: 4
Cilindrada: 4.398 c.c.
Distribución: Dos árboles de levas en culata por cada fila de cilindros
Alimentación: Inyección electrónico multipunto
Compresión: 0,0 a 1
Potencia máxima: 320 CV a 6.100 rpm
Par motor: 450 Nm a 3.600 rpm
Transmisión
Tracción: Total permanente con control de tracción y estabilidad
Reparto de par variable electrónico
Caja de cambios: Manual de 6 velocidades
Rel. final del cambio
(des. km/h a 1.000 rpm)
1ª.4,17:1 (7,8 km/h)
2ª.2,34:1 (14,0 km/h)
3ª.1,52:1 (21,6 km/h)
4ª.0,14:1 (28,8 km/h)
5ª.0,86:1 (37,9 km/h)
6ª.0,69:1 (47,6 km/h)
Grupo final: 4,10
Embrague: Convertidor hidráulico de par
Dirección
Tipo: De cremallera con asistencia variable Servotronic
Diámetro de giro: 12,1 m
Vueltas de volante: 3,5
Frenos
Delanteros : Discos ventilados (332 mm)
Traseros: Discos ventilados (324 mm)
Ayudas a la conducción: ABS, ASC-X, CBC, DBC, HDC, ABD-X y DSC
Llantas y neumáticos
Llantas: 7,5 J x 17
Neumáticos: 235/65 R17
Suspensión
Delantera: Independiente tipo McPherson con resorte helicoidal y
barra estabilizadora
Trasera: Independiente de paralelo neumático y resorte helicoidal
Dimensiones
Longitud/Anchura/Altura/: 4.667/1.872/1.706 mm
Batalla/Vía del./Vía tras.: 2.820/1.576/1.576 mm
Peso y capacidades
Peso : 2.120 kg
Depósito de combustible: 93 litros
Capacidad del maletero: 465/1.550 litros (con plazas traseras abatidas)
Prestaciones y consumos
Velocidad máxima: 240 km/h
Aceleración de 0 a 100 km/h: 7,0 segundos
Aceleración de 0 a 400 m: 15,7 segundos
Aceleración de 0 a 1.000m: 28,8 segundos
Recuperaciones:
de 60 a 120 km/h en D: 7,5 segundos
de 80 a 120 km/h en D: 5,7 segundos
Consumos (l/100 km):
Urbano/Extraturbano/Mixto: 18,2/ 10,2/13,1
Precio unidad base: 70.400 euros
Precio unidad probada: 91.469 euros

Cotas TT BMW X5 4.4i V8
Ángulo de ataque: 28º-35º
Ángulo de salida: 23º-26º
Ángulo ventral: 158º-165º
Altura libre del suelo: 17-20 cm
Profundidad de vadeo: 87-92,5cm
Inclinación lateral: 45º

Suscribirse al Boletín de noticias

Acepto las condiciones de uso y política de privacidad

Ver boletines anteriores